ATAN

TITSA elimina dos líneas: la 109 y la 309

"Con motivo de la reestructuración de nuestras líneas para una mejora de los servicios, la empresa TITSA anuncia a nuestros usuarios y al público en general, que las líneas 109 Santa Cruz - Aeropuerto de Los Rodeos y 309 Puerto de la Cruz - Aeropuerto de Los Rodeos, serán suprimidas a partir del sábado 20 de Marzo de 2004, quedando los servicios cubiertos con las líneas 102, 107, 108 y 340 en los horarios anexos."

Mejora del servicio
El cartel al que se hace referencia en el texto.

Este texto aparecía sobre el cartel de la línea 109, en la estación de guaguas de Santa Cruz (si es que el ventorrillo provisional que lleva ya casi cinco años se puede llamar estación). El título era, para más cachondeo "Reorganización de las líneas que pasan por el Aeropuerto Norte".

Es decir, debemos entender que ahora, quitar líneas es mejorar el servicio. La verdad es que la historia de la línea 109 es bastante triste, y nunca se abordó, desde un primer momento, de manera eficiente. Como siempre, las consecuencias hemos terminado por pagarlas los usuarios.

Esta línea partía de Santa Cruz, y, tras recoger a gente en las paradas de la vía alternativa a la Tres de Mayo (cuando estaba el túnel en obras), no volvía a parar hasta la estación de La Laguna, y de allí, seguía para el Aeropuerto, también sin paradas.

Por lo tanto, también servía para subir de Santa Cruz a la estación de La Laguna de una forma relativamente rápida, aunque, eso sí, la poca frecuencia (pasaba cada hora) hacía que no tuviese demasiado éxito. Eso fue también lo que le restó importancia, en general, pues para ir al aeropuerto, podía cogerse también la 102 (a las horas en punto y las y media) o la 107 y la 108 (a las horas y cuarto). Es decir, prácticamente había una guagua cada cuarto de hora (y sigue habiéndola) para ir al Aeropuerto, salvo a las horas menos cuarto. Pues bien, al crear la nueva línea, en lugar de ponerla a las menos cuarto, para que hubiese una salida cada cuarto de hora, la pusieron a las menos cinco, con lo que, de Santa Cruz al Aeropuerto Norte, se podía salir todas las horas, horas y cuarto, horas y media, y horas y cincuenta y cinco.

Pero este pésimo diseño no fue el único motivo que llevaba al fracaso de la línea. Los horarios se cambiaron varias veces, con lo que la gente no terminaba de aprendérselo, y algunas veces suprimían servicios, con lo que los usuarios también perdían confianza, y preferían coger las líneas que salían con seguridad.

Acaba la obra del enlace de las Chumberas, una de las que más han perjudicado al transporte público por la Autopista del Norte (ver nuestro artículo dedicado al respecto), y empieza el suplicio de las guaguas haciendo cola en la "rotonda". Entonces, la línea 109 vuelve a ganar importancia, porque como no paraba en Las Chumberas, proseguía por la autopista, mientras el resto de líneas se trababa en este cruce. En esta época, ganó algunos usuarios, sobre todo para subir de Santa Cruz a la estación de La Laguna en un tiempo récord: a veces, sólo 20 minutos.

A pesar de todo, la poca frecuencia y la falta de información hacían que los usuarios no fuesen muy abundantes. Al inaugurar el túnel exclusivo para coches de Santa Cruz, algunas líneas como la 103 (Santa Cruz - Puerto de la Cruz sin paradas) empezaron a usarlo, a pesar del cartel inicial que prohibía la entrada a vehículos de más de 5 toneladas. Esto podría haber sido maravilloso para una línea como la 109, que, en principio, no hacía paradas fuera de Santa Cruz, y no tenía tampoco por qué hacerlas dentro. Pero, lejos de utilizar el túnel, la 109 siguió yendo por la superficie, para sorpresa de los pocos usuarios. Además, entramos en una época en la que se suprimían muchos servicios. Por ejemplo, a principios del año 2002 hubo casi cuatro meses seguidos en los que no salía nunca a las 18:55, de lunes a viernes.

En los últimos tiempos, la gente se había acostumbrado algo más a coger esta línea entre Santa Cruz y La Laguna, e incluso al contrario, sobre todo cuando a los trabajadores que, saliendo a las 6:30 de La Laguna para coger la guagua que va directa a Las Américas, se les escapaba, y, al cabo de 5-10 minutos, podían coger la 109 hasta la estación de Santa Cruz, y llegar a tiempo de coger la de Las Américas de las 7:00 (así de penosa es la vida del usuario del transporte público de Tenerife).

Se echaba de menos un aumento de la frecuencia, para tener una guagua alternativa a los suplicios de la autopista del norte. Una línea que batió todos los récords calculados por ATAN de duración de trayectos, bajando de la Estación de La Laguna a la de Santa Cruz en 13 minutos. ¿Se imaginan un servicio así con una frecuencia de 15 minutos, en las horas punta? Un corredor rápido entre las dos ciudades más importantes de la isla, que termine con el suplicio de la 015 o la 014, líneas que pueden tardar una hora para recorrer 7 kilómetros.

Pues bien, tenemos que agradecer a TITSA y a sus "responsables" del (como no) Cabildo de Tenerife, por "mejorar" los servicios, como dice el cartelito, y quitarnos definitivamente esta línea.

Pero es que, además, la supresión de esta línea no sólo perjudica a los que se desplacen entre Santa Cruz y La Laguna, sino también a los usuarios de las líneas que dicen que cubrirán este servicio a partir del sábado. En primer lugar, es ridículo el sentido del cartel, pues esas líneas ya realizan ese servicio, y siempre lo han hecho.

Tanto la 102 (Santa Cruz - Puerto de la Cruz) como la 107 (Santa Cruz - Buenavista) y la 108 (Santa Cruz - Icod), además de soportar el suplicio del cruce de Las Chumberas, tienen que entrar al Aeropuerto del Norte, tanto al subir como al bajar. Esto supone una pérdida de tiempo considerable, además de una fatiga mental tremenda para el usuario habitual, que ve como nunca sale del área de Santa Cruz y La Laguna. Imagínese viajar hasta Buenavista, y dar vueltas por las colas de la Avenida del Tres de Mayo, el Cruce de Las Chumberas, entrar a La Laguna, entrar al Aeropuerto... ¡ Por favor!

Si lo que hubiesen hecho desde un primer momento es evitar esas entradas al aeropuerto de todas las líneas que van para el norte, y dejar el servicio de la 109 y la 309, exclusivamente, a lo mejor hubiese mejorado sensiblemente el uso de estas líneas. Además, eso es precisamente lo que pasa en el Aeropuerto del Sur: hay líneas específicas para ir al mismo desde Santa Cruz y desde Las Américas, pero las líneas que van al sur no entran. Ni la de Santa Cruz a Las Américas (111), ni la de Las Galletas y Arona (112, 115).

Además, han suprimido las líneas del Aeropuerto del Norte justamente cuando éste ha incrementado su tráfico (aéreo) de pasajeros. Otra paradoja que no parece tener que ver con una "mejora del servicio". Por otro lado, las líneas 102, 107 y 108 tienen la misma frecuencia, por lo menos, desde el año 1992. Es decir, 12 años con la misma frecuencia. De Santa Cruz a La Orotava, sólo hay una salida a la hora por la Autopista. ¿Es esto normal? ¿Tienen estos usuarios que aguantar el suplicio de entrar y salir al aeropuerto, encima que la guagua pasa cada hora?

Podrían argumentarnos que, al quitar el servicio de la 102, 107 y 108 por el Aeropuerto, los habitantes de lugares como Buenavista, u otros que no sean Santa Cruz, La Laguna y el Puerto de la Cruz, se quedarían sin un enlace directo con el Aeropuerto. Pero, francamente, aparte de los trabajadores del Aeropuerto (que casi todos van en las guaguas de Aena), ¿hay alguien más que tenga que ir con la suficiente frecuencia al mismo, como para que todas las guaguas que siguen para el norte tengan que entrar a éste? ¿No es mejor poner un servicio exclusivo para que, cuando alguien tenga que hacer uso del aeropuerto proveniente de algún pueblo, haga un trasbordo, y el resto de los días siga tranquilamente con la guagua de siempre?

Resumiendo, que no nos intenten "vender la moto" de la mejora del servicio suprimiendo líneas, y que reconozcan la falta de seriedad que ha habido en el planteamiento de la misma. Además, seguro que los empresarios del Puerto de la Cruz acaban por molestarse con esta "mejora", sobre todo con todo lo que han insistido para mejorar las instalaciones del Aeropuerto del Norte. Y que no nos digan los transportistas que el transporte público le quita el negocio a las guaguas de turismo, porque éstas seguirán trabajando como siempre. Los perjudicados somos los usuarios de todos los días, como siempre.

Gracias a la "era del transporte" que prometió Melchior, como siempre decimos, el único beneficiado es él, con su túnel de la Avenida del Tres de Mayo, para subir en el coche oficial del Cabildo a San Diego... Pero para las guaguas, cada vez peor...

20 Marzo 2004


Parada de Las Chumberas, sin inaugurar...

Transporte

- Más información sobre el transporte en Canarias.

Ir a...