ATAN

Resumen de Problemas de TITSA

En esta página se resumen los principales Problemas del transporte público en Tenerife, a la espera de redactar un informe completo, o por secciones, en el que se detalle mucho más el contenido.

Cruce de Las Chumberas (La Laguna)

Problemas
1. Pasarela sin luz, sucia, e insegura.
2. Cuando rompieron la parada a pedradas, durante las obras de la autopista del norte, la alcaldesa de La Laguna, Ani Oramas decidió quitar la parada. Los usuarios esperaban de pié, a la intemperie y sin luz.
3. La parada en sentido ascendente estuvo en pleno arcén de la autopista, e incluso en un carril de aceleración, durante las obras.
4. En el transcurso de las obras, se puso una guagua gratuita como "trasbordador", que tardaba más que si se iba caminando. Pasaba cada 15 minutos, y tardaba 10 más en llegar, por las vueltas que daba. Caminando, se tarda de 10 a 15 minutos.
5. Los accesos al Centro Comercial La Laguna, el más grande de Tenerife, se hacían, desde esta parada, por un carril de la autopista, durante todas las obras e incluso un tiempo después de terminarlas.
6. Para las líneas que vienen por el Camino de San Bartolomé (017 / 019), la parada es en una acera sin sitio para subir o bajar.
7. Las líneas 017 y 019 podrían simplificar mucho el acceso a los centros comerciales para los habitantes de La Laguna. Sin embargo, los malos horarios y los cambios sin avisar, hacen que nadie las coja.
8. La línea 230, que puede aliviar el tráfico de esta parada, se la "cargaron" al limitar algunos de sus viajes sólo hasta Los Gladiolos, en lugar de llegar hasta la estación de Santa Cruz. Además, el horario es muy limitado.
9. Al terminar las obras de la autopista, las guaguas pasan a circular por la vía auxiliar. Esto hace que tengan que subir y bajar desniveles que están provocando la avería de muchos vehículos. Además, en el cruce de Las Chumberas suele haber bastante tráfico a casi cualquier hora del día, lo que hace que las guaguas estén a veces hasta 10 minutos en cola. Esto, como afecta también a las líneas que siguen para el norte de la isla, provoca retrasos en cadena que acaban destartalando todos los horarios en lugares tan remotos como el Puerto de la Cruz, la Orotava, Icod e incluso Buenavista del Norte. Antes de las obras, cuando la parada estaba en el enlace, esto no ocurría.
10. Durante las obras, hubo incluso un momento en el que los usuarios tenían que saltar un muro de cemento de medio metro de altura para llegar a las guaguas.

Posibles soluciones
1. Habilitar la parada de subida de siempre, junto al puente de Las Chumberas, para evitar que todas las líneas vayan por dentro.
2. Trasladar la pasarela a las cercanías del puente, o quitarla. En cualquier caso, mejorar la iluminación, limpieza y demás.
3. Mejorar los accesos a la parada, tanto desde las Chumberas y la zona comercial, como de Guajara. Actualmente hay que cruzar carriles sin pasos de cebra ni semáforos, cruces sin señalizar, rodear parterres, hay señales colocadas tan bajas que te puedes dar con la cabeza contra ellas, etc.

Estación de La Laguna

Problemas
1. Las instalaciones están saturadas desde hace años. Esto no sólo lo reconoce la empresa, sino el Cabildo y, en su momento, la Consejería de Transportes. Este problema lleva a aparcar las guaguas en cualquier sitio, y tener que maniobrar entre guaguas articuladas colocadas en todas partes. Con lo cual, se disminuye la calidad del servicio de cara al usuario, no sólo por la situación agobiante, sino por el tiempo que, a veces, se tarda en salir de la estación, que puede ser de 10 minutos.
2. al llegar a la estación, los chóferes tienen la fea costumbre de dejar a los pasajeros en cualquier sitio, sin meterse en un andén, debiendo a veces cruzar por lugares por los que suelen circular vehículos. Es paradójico que, luego, la propia empresa coloque carteles que prohíben cruzar las dársenas y la zona de operatividad de las guaguas.
3. Los responsables de la estación informan mal y, a veces, de manera maleducada.
4. Después de 10 años, decidieron separar la parada de las guaguas del norte que van en ese sentido de las que regresan a Santa Cruz. Encima, hubo una época que la 105 y la 109 en sentido Santa Cruz, paraban en el lugar donde paran todas ahora, a diferencia de la 102, 107, 108 y 062, que lo hacían en otro sitio. El Pasajero que quisiera bajar en una de esas líneas hacia Santa Cruz tenía que calcular penosamente el lugar en el que existía una mayor probabilidad de que pasase alguna de dichas guaguas. Actualmente, la parada que se ha habilitado para todas esas líneas suele estar ocupada por una guagua aparcada aprovechando el sitio, por la falta de espacio de la estación. Esto hace que, a veces, los conductores no vean a la gente que está esperando.
5. Algunos conductores recogen a la gente después de arrancar e incluso mover el vehículo, con lo que se retrasa el servicio.
6. Muchas veces, las líneas empiezan el recorrido ya tarde en la estación, porque el chofer sube a la guagua a la hora exacta de la salida, con lo que pasan varios minutos hasta que sube todo el pasaje. Esto está relacionado a veces con la falta de tiempo de descanso de los chóferes.
7. Los volados y techos de la estación no protegen bien de la lluvia, a pesar de que ésta es frecuente y hace frío. Además, el techo es metálico y condensa la humedad del aire, que termina goteando sobre los pasajeros. Para colmo, la sala de espera no es operativa, porque no se sabe si va a salir alguna guagua (no se ven, ni hay siquiera un reloj).
8. Los baños son peligrosos y están sucios.
9. No tiene sentido que se pare la venta de bonos durante ciertas franjas horarias, para que el responsable salga a desayunar o merendar. Parece mentira que la empresa no tenga a nadie para sustituir a ese señor. Además, no venden bonos los fines de semana, ni los días festivos.
10. A veces también recogen gente fuera de andén que les corresponde. Por ejemplo las líneas 17, 18 y 19, que suelen permutar el aparcamiento. El usuario puede que ni se dé cuenta de que su línea salió ya.
11. La estación se cierra y hay una tremenda falta de seguridad a partir de las 10:30 de la noche.
12. La saturación hace que, muchas veces, las guaguas aparquen sobre los pasos de cebras que rodean a la estación.
13. El semáforo que accede a la estación tarda demasiado tiempo en ponerse verde para los peatones, y luego permanece verde sólo unos segundos. Además, al cruzar hay una acera intermedia que no debe llegar al metro de ancho, en el que el peatón se encuentra entre el carril de entrada desde la autopista, y la salida de las guaguas de la estación, siendo frecuentes las situaciones en las que, a ambos lados, pasan guaguas, quedándose atrapado entre dos vehículos, con sus retrovisores y demás artefactos sobresalientes. Además, si se va con el carrito de un niño, como no cabe a lo largo de la acera, hay que colocarlo de lado, hasta que el semáforo se vuelve a poner verde. Todo esto se remata con la inexistencia de rampas en dichas aceras, con lo que, para los minusválidos y los cochitos de niños, la experiencia es muy triste.
14. Algunos chóferes tienen la fea costumbre de bromear tocando la pita. Esto puede pasar tranquilamente a las 6:45 de la mañana (tenemos varios testimonios), con el consiguiente malestar para los vecinos que residen en los alrededores de la estación.

Posibles soluciones
1. Irremediablemente debe buscarse una alternativa de emplazamiento o ampliar la estación. Un remedio podría ser la eliminación del tráfico de coches por la rotonda de San Benito, con las siguientes actuaciones:
a. Eliminación del cambio de sentido de la TF-5 en San Benito. Pueden hacerlo igualmente en Los Rodeos o en Lora Tamayo.
b. El acceso desde la TF-5, en sentido ascendente, hacia San Benito, limitarlo a la calle que continúa hacia la Carretera del Norte, pudiendo doblar las guaguas solamente, para acceder a la estación.
c. El acceso desde la TF-5 en sentido descendiente también debe cerrarse a los vehículos particulares, quedando exclusivamente para el acceso de las guaguas del norte a la estación.
d. Para el acceso al Barrio del Coromoto, se puede emplear la rotonda del Padre Anchieta, o a la Rotonda de Los Rodeos, mejorando las vías de acceso a los mismos.
e. La calle San Antonio mantendría el carril proveniente del centro de La Laguna, y que continúa hacia la Carretera del Norte.
f. Cerrar todas las demás calles.
g. El espacio ocupado actualmente por la rotonda y vías anexas puede servir para ampliar la estación o el espacio de aparcamiento de las guaguas.
2. Que todas las líneas paren en un andén habilitado para que las personas bajen, o en el destinado a dicha línea.
3. Habilitar a una persona que informe de todas las líneas, o un servicio de información mediante un panel que indique cuáles son las siguientes líneas que van a ir saliendo, o por megafonía. Esto es especialmente importante para las líneas de paso, y para los que se encuentren en la sala de espera, dónde también debería haber un reloj.
4. Una vez que se cierra la puerta de una guagua, no sube nadie más. Tampoco los amigos de los conductores.
5. Que se mantengan abiertas las puertas de las guaguas al menos cinco minutos antes de la salida, para que la gente pueda irse acomodando en su interior. También pueden venderse los billetes o validarse los bonos fuera de la guagua, para evitar este trabajo. Mejorar las condiciones laborales de los conductores para que no se "estresen" y tengan el tiempo de descanso legal aprobado en sus convenios.
6. Mejorar la cubierta de la estación, y poner protecciones laterales y / o cortavientos. En cualquier caso, si se toma las medidas indicadas en el punto 3, la sala de espera podría utilizarse, y, de esta manera, la gente no tendría que esperar a la intemperie.
7. Mejorar la limpieza de los baños y la seguridad dentro de la estación.
8. Que el vendedor de bonos tenga un sustituto y abra todos los días del año.
9. Cada línea debe tener su andén propio, y nunca debe haber otra línea aparcada donde no le corresponda. Esto tiene mucho que ver con la saturación de la estación.
10. Abrir la estación las 24 horas, especialmente los fines de semana, con un sistema de seguridad en condiciones.
11. Habilitar zonas claras de tránsito para los peatones, que no puedan invadirse en ningún caso.
12. Colocar una pasarela o paso subterráneo para los peatones entre la estación y las calles limítrofes. Esto también puede evitarse con la primera medida.
13. Controlar la educación de los conductores.

Paradas.

Problemas
1. Hay muchas sin protección para el sol y la lluvia o el viento.
2. No tienen sitio para parar las guaguas. A veces no miden ni los 18 metros que puede medir un vehículo articulado.
3. Muchas veces se colocan después de un semáforo, con lo que hay que parar en dos ocasiones: primero, para esperar al semáforo, y luego en la propia parada.
4. Algunas no tienen nada en absoluto, como la explanada indecente de la Residencia de la Candelaria subiendo la autopista del Norte.
5. Muchas no tienen acceso para discapacitados o niños, aunque las guaguas estén adaptadas.
6. No hay papeleras y están llenas de basura.
7. No hay información decente de los horarios, o está parcialmente destruida o desfasada.
8. No hay asientos suficientes o están sucios o en malas condiciones.
9. No tienen iluminación, lo cual incrementa la falta de seguridad, por la noche.
10. En las autopistas no se suele acceder fácilmente, debiendo atravesar carriles de entrada o salida, donde los vehículos pueden ir bastante rápido.
11. El Cabildo se gasta mucho dinero en unas marquesinas como las de la autovía de Las Chumberas a Santa María del Mar y en la del sur, que son de cristal, es decir, dejan pasar el sol. Además, también dejan pasar la lluvia, y son el blanco de las pedradas de muchos desaprensivos.
12. Existe falta de visibilidad desde el interior de las marquesinas, o cuando hay un puente o algo que impide ver la carretera directamente. Muchas paradas no se usan por esto, debiendo el usuario permanecer de pie junto a la marquesina para ver si viene la guagua.
13. Falta de discos o señales indicando que se trata de una parada, en muchas de ellas.
14. Las guaguas tienen que ceder el paso a otros vehículos, algunas veces por imposiciones de las señales de tráfico. Las salidas y entradas a las paradas deben de ser preferentes para las guaguas, sobre todo si cruzan otros carriles.
15. A veces se inhabilitan las paradas (carnavales, obras, etc.) y no se advierte a los usuarios, o se hace de manera imprecisa o tarde. Además, no se indica las alternativas, o bien éstas son complicadas de acceder, o están mal planificadas, creando un empeoramiento de la calidad del servicio.
16. Muchas paradas están permanentemente en obras, o mal construidas, con escombros, tierra y materiales tirados por todas partes.
17. A veces es necesario moverse hasta la guagua, decenas de metros, sobre en las grandes paradas (Calle Barcelona, en La Laguna o Los Bomberos de Santa Cruz).
18. Algunos chóferes no se fijan de la presencia de personas en los andenes, sobre todo si otra guagua está situada delante y no deja ver bien, dejando a la gente tirada.

Posibles soluciones
1. Todas las paradas deben tener una marquesina en condiciones y un disco o señal indicador de que está habilitada.
2. Todas las paradas tienen que ser de, como mínimo, 18 metros y estar separadas de los carriles de circulación
3. Todas las paradas deben tener acceso para discapacitados y cochitos de niños, compatibles, además, a las rampas de las guaguas adaptadas.
4. En todas las paradas debe haber papeleras o contenedores para basura.
5. Todas las paradas deben tener información actualizada de los horarios, y del tiempo medio que tarda cada línea en llegar a la parada desde el punto de origen.
6. Toda parada debe tener un mínimo de asientos proporcional al número de usuarios, existiendo como mínimo cinco, para discapacitados, personas mayores, embarazadas, etc.
7. Que todas las paradas tengan iluminación, si es necesario con un interruptor.
8. Que todas las paradas de las autopistas tengan un acceso peatonal adaptado y salvando los carriles de acceso o de salida, y demás impedimentos peligrosos para las personas.
9. Que se mejore la seguridad de las paradas más conflictivas, instalando cámaras, si fuese necesario.
10. Que siempre haya buena visibilidad en las paradas, pudiendo identificar las líneas con la antelación suficiente (orientar las marquesinas en sentido contrario al tráfico, por ejemplo), y perpendicularmente a la vía.
11. Se puede aprovechar el sistema de GPS utilizado actualmente por Titsa para informar a los usuarios, en las paradas, del tiempo que queda para que llegue la siguiente guagua, y la línea a la que corresponde.
12. Las paradas pueden transformarse en auténticas "paradas cerradas", estilo estaciones de metro, en las que se compra los billetes fuera del vehículo, y sólo se puede acceder a éste desde dentro de la parada. Esto simplifica el cobro, y agiliza el uso de las paradas, pues las personas podrían bajar y subir por cualquier puerta de la guagua, sin tener que pasar a pagar por el chófer.
13. Los "Ceda el paso" deben colocarse de manera que las guaguas tengan preferencia.
14. Que, cuando se inhabilite una parada por el motivo que sea, se busque una alternativa lo más cercana posible, convenientemente indicada para los pasajeros, y que se avise del cambio con la antelación suficiente. En algunos lugares, se suele marcar el suelo de las calles con colores que hay que seguir hasta llegar a la parada "provisional".

Bonos

Problemas
1. Cuando se acaba el bono no acepta trasbordos.
2. No existen bonos por tiempo. Por ejemplo, semanales y mensuales o incluso diarios.
3. Precios especiales para estudiantes y parados. Deberían viajar de manera gratuita, al igual que los pensionistas.
4. Para turistas: tarjetas "visite", de manera que puedan utilizar cualquier guagua durante cierto periodo de tiempo.
5. El trasbordo suele fallar bastante. Se solucionaría con los bonos por tiempo.
6. Cuando se estropean las canceladoras, muchas veces la guagua se queda parada un rato a la espera de saber qué hacer, o se producen situaciones que, por lo general, retrasan siempre el viaje.

Posibles soluciones
1. Que funcione el trasbordo cuando se acaban los bonos.
2. Que existan bonos por tiempo. Semanales y mensuales. Con colores.
3. Que se creen tarifas especiales para estudiantes y parados, no sólo el circuito universitario, que favorece a parte de la comunidad universitaria, pero no a todos. Preferiblemente gratuitos.
4. Tarjetas "visite" para los turistas.
5. Que se verifique que no haya fallos al calcular los trasbordos.
6. Que todo vehículo lleve una canceladora de emergencia, por si falla la principal.

Tráfico

Problemas
1. Los coches invaden el carril de las guaguas, en los pocos sitios en los que existe.
2. Los coches no tienen respeto hacia los conductores, y se cruzan, adelantan de mala manera o no dejan operar a las guaguas correctamente.
3. Algunos conductores aparcan sus coches sistemáticamente en las paradas de guaguas, o paran momentáneamente, limitando el funcionamiento de las mismas.
4. Retrasos acumulados por las colas, y aparición de hasta tres guaguas juntas de la misma línea, a veces simplemente en la segunda parada de dicho servicio.

Posibles soluciones
1. Tráfico: Creación de un carril exclusivo para guaguas, separado físicamente de los de los coches, y con cruces a nivel.

Sistema de GPS

Problemas
1. Los nombres van muy lentos, y no da tiempo de leer las correspondencias o los nombres de las paradas. A veces, se está indicando el nombre cuando ya la guagua está saliendo de la parada.
2. Lo han puesto en las líneas cuyos usuarios conocen perfectamente el recorrido. Sería preferible que informase en las líneas turísticas.
3. Los nombres de las paradas son enormes, lo cual aumenta el efecto nombrado en el primer punto: Por ejemplo: Hospital Universitario de la Candelaria, TF-5(BIS).
4. Se debería utilizar el GPS para informar de cuánto falta para que lleguen, no para decir por dónde vas. Es decir, calcular aproximadamente (a partir de medias temporales y en función del sitio en el que se esté) lo que falta para llegar a las paradas más importantes o a la de destino.

Posibles soluciones
1. De todas las versiones de prueba, hemos visto una en la que avisan antes de llegar a la parada, y también de las correspondencias, con lo que no hay Problemas para saber cuál es la siguiente parada, y qué opciones existen.
2. Habría que trasladar el sistema a las líneas turísticas, especialmente las que se mueven dentro de zonas turísticas grandes y muy urbanizadas.
3. Poner nombres intuitivos y cortos, como en el metro. Por ejemplo, "Residencia", "Cruz de Piedra", "Astrofísico", etc.
4. Informar al usuario del tiempo previsto para llegar a los destinos principales de la línea.

Vehículos

Problemas
1. Maleteros: no se sabe cuál está habilitado, de todas las compuertas que hay. A veces, cuando las paradas están en cualquier sitio, no se puede acceder al lado de la carretera. Están sucios por dentro y por fuera, ensucian lo que llevas y las manos. Es obligatorio, según las normas de Titsa, y a veces está cerrado con llave (Línea 345). En muchas ocasiones, la mercancía se sacude dentro del maletero, por no poderse amarrar.
2. Problemas de convivencia con el resto de los usuarios: gente que fuma, no dejar sentar a gente, a veces ponen música, gritan, contestan a los móviles, etc.
3. A veces hay personas que vomitan en la guagua.

Posibles soluciones
1. Maleteros: Señalizar por fuera los que se pueden abrir, y que sean siempre por el lado de "tierra". Que estén en condiciones adecuadas de limpieza, tanto por dentro como la puerta. Anclajes para que no se mueva la mercancía. Si la guagua no dispone, habilitar un espacio interior para la mercancía.
2. Instalar perturbadores de la señal de los móviles y buscar otros medios de evitar que ciertos usuarios perturben la tranquilidad del resto de los viajeros.
3. Cambiar los materiales susceptibles de ensuciarse, y mejorar las condiciones higiénicas del interior de los vehículos. Por ejemplo y por higiene, los asientos es preferible que sean de plástico que con una superficie de tela.
4. Que los conductores tengan bolsas de mareo a disposición de los viajeros.

Horarios y diseño de líneas

Problemas
1. A veces, se producen cambios de horario sin avisar, salvo un anuncio en el periódico.
2. Suele haber grandes fallos y retrasos al cubrir el servicio cuando hay averías.
3. El sentido de la línea no lo cambian a veces en los carteles de la guagua.
4. Las guaguas adaptadas no tienen horario definido para los minusválidos, con lo que, muchas veces, deben esperar horas hasta que pase la que está adaptada.
5. La página WEB de Titsa deja mucho que desear, y su información está desfasada y es mala.
6. La falta de puntualidad en líneas de alta frecuencia hace que se acumulen varios vehículos juntos. Un retraso de 2 minutos en una línea que pasa cada 5 minutos es inadmisible.
7. El teléfono de información de Titsa es un desastre. Informan de lo que leen en el folleto que todos tenemos y que nunca está actualizado. Con lo cual, la mejor utilidad que tendría, que es verificar lo que pone el folleto, no la cumple. Además, hay que pagar por esa llamada.
8. Mala información en los folletos con las líneas de baja frecuencia (cada 40' o 60'). No tiene sentido.
9. Escaso o nulo servicio nocturno en casi todas las líneas.
10. Muchas zonas no tienen una definición o mapa claro en los folletos: jaleo de barrios del suroeste de Santa Cruz, Taco, Tincer, los Andenes, El Cardonal, etc. También Santa María y Añaza. ¿Accesos al hospital? ¿905 - 908?
11. Nadie conoce algunas líneas fundamentales, como la 903, 920 y 921.
12. Hay varios lugares de la isla muy mal comunicados, para la población que soportan: el Médano (guagua a Santa Cruz cada ¡dos horas!), la Costa del Silencio, el suroeste (ahora, los domingos), e incluso La Orotava, con una sola guagua a la hora desde Santa Cruz, relativamente "directa".
13. Parada para el sur en el Recinto Ferial. Para la gente que baje por la autopista del norte. Por ejemplo, hay varios pasajeros que vienen de la laguna a las 6:45 de la mañana, y llegan al recinto ferial entre las 6:58 y las 7:00. sin embargo, como no hay parada para el sur, tienen que seguir hasta la estación, llegando después de las 7:00, y perdiendo la conexión.
14. La línea 026, muy útil para los residentes en las zonas intermedias entre Santa Cruz y La Laguna, no sube a la estación de esta última ciudad, según Titsa por la saturación de la misma.
15. En algunas líneas se producen saturaciones excesivas en momentos determinados, como la de Taganana los domingos por la tarde, llegando incluso a verse personas de pie.
16. El recorrido del Circuito Universitario es incompleto e ineficiente. 17. Para Las Cañadas sólo sube una guagua al día, y, a pesar de la gran demanda que tiene determinados días del año y en los fines de semana, dicho servicio no se aumenta.

Posibles soluciones
1. Que se habilite un sistema de información gratuito y actualizado.
2. Que siempre haya unidades disponibles en los puntos de mayor tránsito de líneas, o cada ciertos kilómetros, o en cada estación.
3. Que el conductor siempre compruebe que los carteles estén bien colocados y el sentido de la línea sea el correcto.
4. Que se cree un folleto informativo con los horarios de los vehículos adaptados, en todas las líneas.
5. Que todos los cambios de horario se avisen al público de inmediato, actualizando la WEB, la información de las paradas, el teléfono de información, los folletos, etc.
6. Mejorar la puntualidad en las líneas sensibles de tener Problemas de tráfico o con mucha frecuencia..
7. Mejorar la información de las líneas de baja frecuencia, definiendo un horario claro, y no que pasa cada 40 - 60 minutos, aproximadamente. Las líneas cuya frecuencia pase de los 15 minutos deben tener especificadas todas las salidas en los folletos.
8. Crear un servicio nocturno decente, incluso con trazados de líneas diferentes, que aprovechen la ausencia de tráfico para circular por calles normalmente atestadas.
9. Mejorar o promocionar mejor las nuevas líneas o las más útiles, en los medios de comunicación. Que nadie pueda decir que no coge la guagua porque desconoce su recorrido o su alcance.
10. Mejorar las líneas entre las principales poblaciones, aumentando su frecuencia, y actuando sobre los casos más graves primero.
11. Instalar una parada en dirección al sur junto al Recinto Ferial, y bajar la que está en el carril que viene del norte, colocándola lo más próxima posible a la otra, para facilitar las correspondencias.
12. La línea 026 tiene que llegar hasta la estación de La Laguna.
13. Es fácil determinar los momentos de mayores necesidades de pasaje, y adaptar las líneas, aumentando la frecuencia en los momentos de mayor demanda. Además, en lugares dónde sólo hay una forma de regresar (Chamorga, Almáciga y otros puntos de la isla con una sola carretera), evidentemente, todos los que han viajado hasta el lugar, tendrán que regresar por el mismo medio, con lo que, con las canceladoras, no debe de ser difícil evaluar cuánta gente queda para "regresar" en el siguiente viaje.
14. Mejorar la frecuencia del "Circuito universitario", y que haga un recorrido más lógico y adaptado a las demandas de los estudiantes de toda la Universidad, no sólo de Guajara.
15. Aumentar la frecuencia de la guagua de Las Cañadas, con al menos dos salidas diarias, especialmente los fines de semana. Habilitar ya la línea que suba por la Dorsal, desde La Laguna o La Esperanza.

Chóferes y conducción

Problemas
1. Muchos chóferes arrancan antes de que se sienten discapacitados, personas de movilidad reducida, niños pequeños etc., o bien conducen con una acusada falta de sensibilidad hacia los que están dentro (frenazos, acelerones, giros bruscos, exceso de velocidad, arranques sin esperar a que la gente se siente).
2. Alta velocidad en las autopistas, sobre todo la del sur. Conocemos el caso de un conductor que se disculpó, al final del trayecto, porque iba deprisa y no había visto que existía un recién nacido a bordo.
3. La mala educación de los chóferes puede llegar a ser insultante, especialmente en el sur.
4. Problema en Las Cañadas y Taganana: además, de lo que ya comentamos en referencia a la gente que viaja de pie, a veces la guagua puede estar llena de bicicletas, maletas para el aeropuerto, etc.
5. Los chóferes suelen permitir a toda la gente subir en las paradas de líneas con mucha frecuencia. Esto retrasa considerablemente el servicio.

Posibles soluciones
1. Que los conductores cumplan con sus obligaciones de esperar a que las personas con dificultades tengan tiempo de sentarse. Prohibir a otros usuarios sentarse en los asientos reservados a estas personas, y obligarlos a ceder su sitio si dichos asientos estuviesen todos ocupados.
2. Que los chóferes no puedan trucar los limitadores de velocidad.
3. Controlar la educación de los conductores, imponiendo expediente y sanciones. Los del sur deberían hablar como mínimo dos idiomas.
4. Evaluar las necesidades de capacidad de las guaguas. Si se controla el número de personas que viajan hacia un destino, puede preverse también cuántas necesitarán regresar.
5. La líneas con frecuencia inferior a la media hora deben cerrar sus puertas una vez que hayan superado el tiempo de estancia previsto en cada parada. Para ello, en el plan de la línea deben establecerse los tiempos máximos correspondientes, en relación a la hora del día, el número de pasajeros y al retraso acumulado durante el trayecto. La mejor manera es automatizarlo.

Otros

Problemas
1. Transporte de animales.
2. Bandas sonoras: por ejemplo, en La Laboral (La Laguna) y en la entrada de la estación de Santa Cruz, en la carretera de Aguagarcía, etc.

Posibles soluciones
1. Los animales que puedan caber en cajas que, a su vez, no superen un tamaño determinado, deben permitirse subir a la guagua. Con las siguientes condiciones:
- El dueño pagará un billete entero por el animal.
- Titsa obligará a que el animal posea una tarjeta de autorización, previa verificación de los certificados de vacunación, enfermedades contagiosas, etc.
- Dicha tarjeta se enseñará al chófer.
- Si cualquier pasajero protesta por la presencia del animal, deberá bajarse al maletero
- Los animales que superen las dimensiones establecidas sólo podrán ir en el maletero, dentro de las cajas correspondientes
- Los maleteros deben de tener compartimentos especiales para las cajas de los animales, o permitir su fácil sujeción.
- Se exceptúa de esta lista, por supuesto a los perros guía de ciegos.
2. Las bandas sonoras producen una situación bastante incómoda a los pasajeros de las guaguas. Deben buscarse siempre alternativas para que los peatones crucen las calles o carreteras, ya sea mediante pasos elevados o subterráneos.

23 Febrero 2004


Cola de gente accediendo a una guagua de Titsa

Transporte

- Más información sobre el transporte en Canarias.

Ir a...