ATAN

El puerto de granadilla, la libertad de expresión y la honestidad de los partidos

La polémica sobre el puerto de Granadilla, y otras grandes infraestructuras de la Isla, ha puesto en evidencia como entienden la democracia determinados partidos políticos canarios y como ejercen la libertad de expresión y la independencia ideológica los principales medios de comunicación y comentaristas políticos. La Constitución establece en su artículo 8 que "Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política." Son por tanto, necesarios para el funcionamiento de una sociedad democrática y les corresponde, si así lo deciden los electores, ejercer en exclusiva la labor de gobierno, pero eso no quiere decir que la participación política no se exprese por otros cauces pues, como establece el artículo 23 los ciudadanos tienen el derecho a intervenir en los asuntos públicos directamente o por medio de los representantes políticos.

El derecho constitucional de manifestación es una de las formas de participación directa en los asuntos públicos, es el derecho que tenemos los ciudadanos demostrar a los responsables de las instituciones su disconformidad con sus decisiones de gobierno. La gran manifestación de contra el tendido eléctrico puso en evidencia que esa forma de participación ciudadana puede llegar a cambiar decisiones de gobierno (aunque estuvieran contenidas en su programa electoral).

La manifestación registrada en Santa Cruz contra el Puerto de Granadilla, la segunda -y esto no está sujeto a discusión- en la historia de la ciudad, es un acto más de repulsa de una gran parte de la ciudadanía de la Tenerife a esta manera gobernar y de entender la democracia. CC, el PP y el PSOE, con el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación y de los comentaristas políticos "independientes" han tratado de impedir que los ciudadanos pudieran expresar libremente su rechazo, pudieran hacer oír sus argumentos o debatir sus propuestas. Estos partidos es evidente que van en dirección contraria a lo escrito en el preámbulo de la Constitución: "Establecer una sociedad democrática avanzada". Así ocurre cuando actúan en contra de principios fundamentales en una democracia. Han recortado la libertad de expresión y han sustituidos los objetivos políticos propios de sus ideologías por un único y gran objetivo compartido: Todo vale con tal de mantenerse o alcanzar el poder.

Los medios públicos, TVE y TVC han "olvidado" que el artículo 20 de la constitución dice que los medios de comunicación dependientes del Estado garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando así el pluralismo de la sociedad. Es un hecho objetivo y constatable que estas dos emisoras públicas cercenaron el derecho de los ciudadanos a recibir libremente información veraz. Por ejemplo, para el informativo Telecanarias del mediodía del domingo 28 no fue una noticia importante la manifestación contra el Puerto de Granadilla, sin embargo dedicaron mucho tiempo a las langostas que habían llegado a Lanzarote.

Ha sido peor el comportamiento de la televisión canaria, en este medio público solo existe una opinión entre los ciudadanos de Tenerife: la favorable al puerto, a la segunda pista en el reina Sofía, a las ampliaciones de las autopistas, etcétera, etcétera. Los medios privados, salvo contadísimas excepciones han tratado de manipular y de desinformar a la opinión pública. La ética profesional brilla por su ausencia, basta cotejar el espacio y el tiempo que han dedicado a partidarios y opositores, a los argumentos de una y otra parte, los insultos s a los ecologistas o la atribución que hace El Día, sin la más mínima prueba, de estar comprados por el oro canarión.

Para prueba, además de los escritos que no pueden retirar porque existen las hemerotecas, es suficiente comparar el comportamiento informativo de Canal 7 del Atlántico en relación al Puerto de Granadilla con el que sostuvo con respecto a la torres de Vilaflor. Caso particular es el de los columnistas que, en su mayoría, oscilan entre la descalificación más grosera -insultos personales incluidos-, y silencio cómplice o, probablemente mercenario. ¿Será por eso que la empresa periodística Ecopress es la elegida para llevar los gabinetes de prensa de gran parte de las instituciones controladas por ATI?

El presidente del grupo socialista, Antonio Martinón, de quién no pongo en duda ni su integridad personal ni su simpatía, deja bien claro la deshonesta forma de actuar de los principales partidos canarios al preferir guardar silencio para no molestar al Son Latinos, callar ante el brutal ataque que sufre la libertad de expresión en la Isla o ignorar la especulación y la corrupción que denuncia su compañero el ministro de Justicia. Como no hay principios, no tienen problemas en sostener opuestas posturas ante cualquier problema. Así es posible que el mismo partido, como ha ocurrido con el PSOE, sostenga hasta tres opiniones diferentes. El alcalde socialista de Granadilla, que defendía el puerto más grande posible, se gastó muchos millones del erario publico en llamadas telefónicas para uno de su pueblo ganara un concurso televisivo y por eso no ha tenido escrúpulos en destrozar el medio ambiente de su municipio, dilapidar el erario público haciendo "WC" para perros en El Médano y tampoco ha dudado en gastarlo en manipular la opinión de los habitantes de su municipio.

Son tiempos difíciles, Tenerife está hipotecando su futuro, el colapso de la isla ya no es cosa de augures de catastrotes, es una realidad tan cierta como cierto es el prodigioso enriquecimiento de unos pocos y la degradación democrática que sufre la sociedad canaria.

Eustaquio Villalba Moreno

Portavoz de ATAN

29 Noviembre 2004


Granadilla

Puerto de Granadilla

- Página principal del puerto de Granadilla. Pulse aquí si desea ver fotos, mapas, folletos, artículos, leyes y cualquier otra información sobre el proyecto del Puerto de Granadilla

Ir a...