ATAN

Sobre la última modificación del Puerto Industrial de Granadilla.

Recientemente, el Gobierno de España ha contestado a la declaración emitida por la Comisión Europea contra el proyecto de puerto industrial en Grandilla por incumplimiento del Derecho Comunitario. Aunque todavía la última palabra la tiene Bruselas, la prensa ha colocado la noticia en primera plana y los políticos están dando la imagen de que ya todo está decidido. Eso es lo que piensan la mayoría de las personas no involucradas en el tema con las que he hablado. Que no merece la pena luchar, que la manifestación del 27-N no va a servir para nada.

Analicemos alguno de los párrafos de uno de estos artículos aparecido en el periódico La Opinión del sábado 13 de noviembre.

Recientemente, el Gobierno de España ha contestado a la declaración emitida por la Comisión Europea contra el proyecto de puerto industrial en Grandilla por incumplimiento del Derecho Comunitario. Aunque todavía la última palabra la tiene Bruselas, la prensa ha colocado la noticia en primera plana y los políticos están dando la imagen de que ya todo está decidido. Eso es lo que piensan la mayoría de las personas no involucradas en el tema con las que he hablado. Que no merece la pena luchar, que la manifestación del 27-N no va a servir para nada.

Analicemos alguno de los párrafos de uno de estos artículos aparecido en el periódico La Opinión del sábado 13 de noviembre.

El secretario de Estado de Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, declaró ayer que con el nuevo proyecto del puerto de Granadilla aprobado por el Ejecutivo central y por el Gobierno canario "se consigue dar respuestas a las dudas de la Comisión Europea con respecto a este asunto".

Lo primero que destaca es que se reconoce que el anterior proyecto afectaba al medio, cosa que se negaba hasta hace poco. ¡Menos mal que las alegaciones de Bruselas sólo eran una petición de información y ya estaban contestadas!, según dijo el Presidente de la Autoridad Portuaria cuando se "filtró" el informe en contra de la Comisión Europea (porque tuvo que filtrarse, no nos enteramos por la primera plana de los periódicos, como ahora.)

"La piña de mar, colonia en peligro de extinción, y la tortuga boba ya no se verán afectadas, y además la arena que se acumule en el Norte de la Isla será transportada al Sur para que la dinámica del litoral no se vea interrumpida". Éstas eran las quejas de Europa y con la nueva propuesta se les da solución.

No se especifica como se van a dejar de ver afectadas la Piña de Mar y la Tortuga Boba. Seguramente se traten de consideraciones técnicas tan complejas que no están al alcance de cualquiera pero, incluso para mi, que soy un poco torpe, me surgen algunas dudas. La Piña de Mar es una planta en peligro de extinción, contemplada en numerosos marcos de protección y de la que sólo quedan unos 160 ejemplares. Es un pequeño arbusto que apenas destaca sobre el paisaje. El puerto queda a escasos metros de la colonia. ¿Cómo se va a evitar que el enorme despliegue de maquinaria necesario para crear el puerto arrase con las plantas? ¿Y todas las infraestructuras anexas y movimiento de camiones que tendrá asociado una vez construido? ¿Van a llevarse los ejemplares a otro sitio como hicieron con unos invertebrados en peligro de extinción en la autopista hace poco? ¿Qué pasa con la microflora y microfauna asociada a la planta, con el vector de polinización, con el banco de semillas existente en el suelo? ¿Lo van a trasladar también?

En cuanto a lo de transportar la arena que se acumule en el norte de la isla, sin duda debe ser una errata del periódico y referirse al norte del muelle y, aún así sigue siendo un disparate. ¿Se puede decir algo más ridículo? ¿Cómo van a hacer para trasladar la arena? ¿Cuánto va a costar? ¿Quién lo va a pagar? Y, ¿de qué sirve echarle arena encima a los pobres sebadales, no terminará de destruirlos? ¿Van estar toda la vida dragando los fondos para mantener de forma artificial un sistema dinámico que no sabemos exactamente como se las arregla la naturaleza para que funcione?. De este sistema depende el aporte de arena a los sebadales, praderas de algas submarinas donde desovan, crían, se protegen y alimentan multitud de especies de peces y que es fundamental para la Tortuga Boba. Así que, la supervivencia de esta especie y tantas otras va a depender del dinero que invierta año tras año medioambiente en llevar arena de un lado a otro del puerto. Lo que es peor, ese aporte de arena también es necesario para la regeneración de las playas del sur de la isla, el motor de nuestra economía. A lo mejor se refiere sólo a que van a regenerar las playas y los sebadales que están debajo del mar que se busquen la vida. ¡Ah!, ¡por cierto! El Sr. Ministro miente cuando dice que "la dinámica del litoral no se vea interrumpida". La arena con la que van a reponer los sebadales o las playas proviene de la que se acumule al norte del puerto por la presencia de éste y, precisamente, por la interrupción de la corriente. Por tanto, por supuesto que se verá interrumpida. Que no te engañen con que la reducción del puerto va a impedir las afecciones. Si no, ¿por qué se acumula esa arena? En cualquier caso, dejando de lado los bichitos y las plantitas, ¿por qué hay que asumir ese riesgo cuando existen alternativas como la ampliación del puerto de Santa Cruz?

De todas formas, la última palabra la dará la Comisión Europea, en relación al proyecto y en relación a si es necesario realizar un nueva declaración de impacto ambiental", dijo.

Sin embargo la prensa y los políticos quieren hacer ver que no es así, que ya no hay vuelta atrás. Si es necesario una nueva declaración de impacto ambiental, que se lo pregunten a los técnicos represaliados por el Gobierno de Canarias por opinar en contra del proyecto, o que lo digan los tribunales cuando fallen la querella por prevaricación presentada por Greenpeace contra Milagros Luis Brito, viceconsejera de Medio Ambiente, que firmó unilateralmente dicha declaración desoyendo la opinión de sus técnicos y numerosos informes independientes.

Con la nueva propuesta se reduce aproximadamente a la mitad la superficie portuaria costera afectada por el puerto, y éste se aleja del lugar de interés comunitario. "Las infraestructuras que se van a construir se separan en 300 metros por el lado del mar abierto y un kilómetro por el lado de la línea costera", señaló el secretario de Estado.

Una reducción de 300 metros sigue dejando en kilómetro y medio lo que va a adentrarse el muelle en el mar. Teniendo en cuenta que lo que más influye es el tamaño del puerto mar adentro, no termino de comprender como una reducción tan pequeña va a ser significativa a la hora de afectar o no a la dinámica del litoral. Los que defienden esta modificación tampoco deben de comprenderlo cuando ya cuentan con la arena que se acumule por efecto del muelle, como ya dije antes. Hay que hacer constar, que da lo mismo que el muelle se aleje de los sebadales; cuando decimos que el puerto va a afectar a este L.I.C., no se trata de que vaya a “escacharlo” físicamente, sino que va a “asfixiarlo” por la interrupción de la dinámica del litoral, la pérdida de calidad de las aguas y los impredecibles efectos del paso de grandes buques. Al sur del puerto de Santa Cruz de Tenerife también había sebadales y ahora están muertos. Por otra parte, se reconoce que el puerto es ampliable "según necesidades". Es decir, cuando esté acallada la contestación social y degradado el medio, ¿quién va a impedir que siga creciendo? Estamos sólo ante la Fase I del proyecto.

Tanto Adán Martín como Arturo Gonzalo Aizpiri destacaron la importancia de la construcción del puerto de Granadilla, en Tenerife, como el de Arinaga, en Gran Canaria, para poder "levantar las barreras a la entrada del gas en las Islas, y, por lo tanto, para poder construir las dos plantas desgasificadoras del Archipiélago.

No hace falta un puerto de estas dimensiones para descargar gas. Se puede hacer mediante un campo de boyas, que es lo que se está empleando en el Aeropuerto Tenerife-Sur y en la refinería de Santa Cruz, en el muelle de La Hondura. No puedo creerme que la única solución para introducir el gas en las islas sea construir un puerto, porque no es así en ninguna de las ciudades peninsulares que llevan años usando gas natural. Tampoco admito que un demagogo escupa que los que están en contra del Puerto de Granadilla están en contra del Protocolo de Kioto.

Las excusas para construir el puerto han ido variando a lo largo del tiempo. Primero fue la imposibilidad de ampliar el de Santa Cruz, luego la necesidad de captar el tráfico de transbordo, que es necesario para mejorar el bienestar y el empleo de los tinerfeños. Todas ellas son rebatibles. Cabe destacar, entre otras muchas, las opiniones del Profesor Federico Aguilera Klink, catedrático de Universidad de La Laguna, reciente Premio Nacional de Economía y Medio Ambiente. Estamos ante un proyecto troglodítico que data de hace más de treinta años, cuando todavía no se había desarrollado el turismo y se planteaba un modelo industrial para la economía de Canarias. Quienes están en contra de este puerto no son unos radicales en contra del desarrollo y del bienestar, simplemente abogan por otro modelo de desarrollo y aportan alternativas.

Por otro lado el presidente del Gobierno canario, criticó la "existencia de una intensa campaña de desinformación ciudadana en relación al puerto de Granadilla. Me he quedado pasmado al escuchar que afectará a 17 playas, y esto es totalmente falso".

Hay numerosos informes que detallan los impactos que puede provocar el puerto y que se pueden consultar en las secciones de documentación de las páginas de ATAN y la Plataforma contra el puerto. Me gusta pensar que un argumento se sustenta por los razonamientos lógicos seguidos para llegar y las pruebas realizadas para contrastarlo, es lo que llamamos ciencia. En que se basa el Sr. Presidente para decir que esto es falso. No podemos saber hasta que punto llegará el desastre pero, en cualquier caso, ¿que más da 17, 12 o 4? ¿Por qué correr ese riesgo?

Lo más indignante de todo es como se le dan la vuelta a las cosas. En ningún momento ha habido el menor debate público entre unos argumentos y otros y, tanto los políticos como muchos medios de comunicación, están decantados previamente por una postura, en un enrarrecimiento del panorama democrático como no se veía desde hace mucho. Por eso sigue siendo fundamental la manifestación del 27-N. No sólo se está intentando defender un modelo de desarrollo más racional, estamos ante la mayor expresión de la auténtica democracia. Hay que recordar que 56.000 ciudadanos manifestamos libremente, mediante una Iniciativa Legislativa Popular al Parlamento de Canarias, que este tramo de costa debe declararse Reserva Natural Especial y ser protegido. Si se sigue adelante con el proyecto sin esperar a un pronunciamiento del Parlamento estaremos ante un auténtico atentado contra la libertad de expresión y la participación del pueblo en las decisiones.

Javier Sánchez Portero
Presidente de la Federación Tinerfeña de Montañismo

17 Noviembre 2004


Granadilla


Montaña Pelada

Puerto de Granadilla

- Página principal del puerto de Granadilla. Pulse aquí si desea ver fotos, mapas, folletos, artículos, leyes y cualquier otra información sobre el proyecto del Puerto de Granadilla

Opinión

Si quiere dar su opinión, o publicar algún artículo en esta WEB, visite nuestras páginas abiertas

Ir a...