ATAN

Carta a ATAN

Queridos compañeros: llevo desde ayer viendo las fotos de ATAN sobre la manifestación en su sitio web. Aunque hay otros sitios con fotos, muy buenas también. En el caso de las de ATAN, los pies de foto que las acompañan completan una exposición magnífica, realzada por el colorido y la alegría y la creatividad desbordante que hubo el sábado 27 de noviembre a partir de las 11 de la mañana por las calles de Santa Cruz. Propongo que junten todas las fotos y se hagan exposiciones en todas las escuelas y los institutos de Canarias como método pedagógico en Educación Ambiental, uno de los objetivos de todo Gobierno serio.

Pero, además, el siguiente documento elaborado por ATAN y que hace llegar por correo electrónico es también magnífico: un texto sobre la manipulación informativa. Grafcan, una empresa pública, que pagamos todos, al servicio de una persona, el presidente del Gobierno, temeroso de la democracia, a filmar cuántas personas se expresan por las calles, uno de los pocos sitios que quedan, como se demostró con las pancartas contra la manipulación informativa y con los gritos por la libertad de expresión.

Ya lo dijo después de las últimas elecciones generales tras al 11-M. Tras conocer el sonoro batacazo de CC, que tiene grupo parlamentario porque el PSOE quiere (vulnerando los criterios establecidos en el Reglamento del Congreso), Adán Martín afirmó que se hizo un llamamiento a la participación a sabiendas de que una alta asistencia electoral perjudicaba a CC. La alta participación, la democracia, les perjudica, y además, por si acaso, crean vetos electorales, infranqueables, para que amplios sectores de población no tengan representación parlamentaria. Eso, no es democrático. En realidad, se vieron obligados a hacer ese llamamiento unánime a la participación por el brutal atentado del 11-M, no porque sea un deber hacerlo en todo momento. Y convocan elecciones, la única participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, una vez cada cuatro años.

Hay que cambiar las reglas del juego, porque estas no son justas. Que se bajen los topes electorales, que se transparente la financiación de los partidos políticos, con una sección específica de inspección fiscal en la Agencia Estatal Tributaria, si hace falta, y con un límite máximo de presupuesto de campaña igual para todos. Eso es democrático. Lo otro son intereses creados.

Por ejemplo, Grafcan es una empresa pública dedicada a la cartografía digital que se utiliza, por supuesto, para localizar hasta la última parcela edificable mediante documentos gráficos. Pero hay cosas que no se pueden filmar: las conciencias de los ciudadanos.

El denominado 'espíritu de Vilaflor' fue un invento mediático, un lema, asumido por la gran mayoría de la sociedad tinerfeña. Pero hay lemas que producen un efecto distinto a lo que en realidad pretenden expresar. El 'espíritu de Vilaflor' se tradujo interesadamente en una defensa puntual, en un momento programado, como un culebrón. Pero produjo un efecto inesperado. No se calculó bien. Despertó conciencias, puede que no tantas, a tenor de los resultados electorales posteriores a la manifestación del 23 de noviembre de 2002. Tampoco se sabe exactamente el número de personas que asistió. Más de cien mil, dijeron. Algunos, incluso subieron a 140 mil. La manifestación del 27 de noviembre en Santa Cruz de Tenerife ha despertado más conciencias que la de Vilaflor. Para empezar, fue convocada por un nutrido grupo de organizaciones políticas, sindicales, ecologistas, sociales, deportivas, culturales y, sobre todo, vecinales, y no precisamente por televisión.

La cobertura mediática ofrecida no ha estado a la altura de este proceso que se vive en la actualidad, salvo las excepciones de periódicos digitales y algunos sitios web Apenas se dio espacio y tiempo en televisión para explicar los motivos de la manifestación: rechazo de megaproyectos, como el Puerto de Granadilla, la segunda pista del Reina Sofía o la Vía Exterior, para invertir más recursos económicos, de los impuestos que nos recaudan, en Educación, Sanidad, Servicios Sociales (atención a mayores, menores, discapacitados, enfermos mentales, ...) y transporte público colectivo.

Más de cien mil personas han tomado conciencia, no sólo los que acudieron a la manifestación de Santa Cruz el pasado sábado; también aquellos que no pudieron acudir por motivos laborales o familiares pero que estaban de acuerdo, o a los que llegaron tarde por los atascos de tráfico. Y se merecen un respeto. El PP perdió las elecciones por ocultar información sobre la autoría de los atentados del 11-M. Un Gobierno no puede ocultar la realidad; ni siquiera por los intereses que haya entre el Puerto de Granadilla y el Puerto de Santa Cruz, cuya marina se revalorizará por las obras públicas que se harán en la zona, con hotel y centro comercial incluido.

Ramón Pérez Almodóvar

29 Noviembre 2004


Granadilla

Puerto de Granadilla

- Página principal del puerto de Granadilla. Pulse aquí si desea ver fotos, mapas, folletos, artículos, leyes y cualquier otra información sobre el proyecto del Puerto de Granadilla

Ir a...