ATAN

Titulares de la manifestación contra el Puerto de Granadilla

Fracasaron estrepitosamente los poderes fácticos de Tenerife en su intento por reventar la manifestación del sábado contra el puerto de Granadilla y unas cuantas trapisondas más que andan por ahí camufladas. Miles de personas, pongamos que entre 20.000 y 100.000, pero en cualquier caso un montón, tomaron las calles de Santa Cruz con una emoción y una rabia jamás vistas en este tipo de convocatorias. Acudían con rabia porque, además de los motivos de la protesta, durante las últimas semanas todos -los manifestantes y los que se quedaron en sus casas- habían sido objeto de una presión mediática inadmisible que rozó incluso lo antidemocrático. Los surferos, por ejemplo, andan buscando al colega que apareció en el spot anti manifestación para que les explique mejor cómo puede un puerto beneficiar el movimiento de las olas. Nada les decimos de los ecologistas, que han recibido la mayor retahíla de insultos institucionales que cualquiera es capaz de soportar. Total, para conseguir miles y miles de manifestantes, un primor estos poderes fácticos.

los 'spots' televisivos animaron a los manifestantes. Además de la oposición a los proyectos urbanísticos, los manifestantes gritaron diversas consignas, como es menester en este tipo de actos multitudinarios. Pero curiosamente hubo una consigna que no suele estar presente nunca: la exigencia de libertad de expresión. La solicitaban después de haber sido testigos de cómo los medios de comunicación mayoritarios manipularon las informaciones relativas a Granadilla y se convirtieron en voceros del Gobierno, de los empresarios y partidos políticos favorables al proyecto de Granadilla y las demás inversiones públicas. No escaparon de la quema las televisiones públicas, que dedicaron escasos espacios a informar de los previos y de la manifestación en sí. Y un diez al que diseñó el spot contrario a la protesta: dicen los organizadores que ese anuncio movilizó a la gente como si lo hubiera hecho el enemigo.

¡Qué lástima que el gobierno no sea tan "pijotero" para otras cosas! Daniel Cerdán, el viceconsejero de Comunicación (por llamar a eso que hace de algún modo) del Gobierno de Canarias, estaba el sábado como las gallinas sin nidal. El éxito de la manifestación no sólo era una derrota para los poderes fácticos de Tenerife, empresarios, asociaciones y medios de comunicación tinerfeños. También lo era para el Gobierno porque ATI se juega mucho en esa operación y en muchas otras en las que están metidos sus dirigentes hasta el tuétano. Así que, por si acaso había que demostrar no se sabe bien qué, Cerdán encargó a Grafcan, la empresa pública del Gobierno que se ocupa de las mediciones topográficas, que mandara una avioneta a fotografiar la manifestación y a dar una cifra exacta de sus asistentes. El dato concreto y científico lo publicaron los periódicos de Tenerife este domingo, 12.976 personas al terminar la protesta, a eso de las 15.00, un rigor tan milimétrico que nos anima a solicitar del mismo Gobierno igual esfuerzo científico para todas las cosas que hace. Por ejemplo, el reparto de los dineros públicos para los medios de comunicación y los encargos de programas televisivos a los amiguetes.

Anónimo

29 Noviembre 2004


Santa Cruz

Puerto de Granadilla

- Página principal del puerto de Granadilla. Pulse aquí si desea ver fotos, mapas, folletos, artículos, leyes y cualquier otra información sobre el proyecto del Puerto de Granadilla

Ir a...