DESASTRE EN LA GESTIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS DE TENERIFE LA RESERVA DE LA BIOSFERA DE ANAGA, UN CIRCO

Imagen superior

Desde ATAN hemos venido denunciando desde hace muchos años el alto grado de deterioro de los espacios naturales protegidos de Tenerife por la nefasta gestión de la Administración Pública, por su inactividad a la hora de aplicar políticas de conservación y vigilancia y por el empeño en convertir estos lugares sensibles en grandes espacios de ocio donde se practican todo tipo de actividades que pudieran resultar dañinas para el medio ambiente sin ningún tipo de control y en muchos casos promovidos por esa propia Administración.

Del último ejemplo fuimos testigos este pasado fin de semana cuando detectamos como en el Roque de los Dos Hermanos, en la Punta del Hidalgo, estaban practicando “funambulismo” unos ciudadanos, al parecer del norte de Europa. Para tal fin habían accedido a las cumbres de los dos salientes y extendieron un cable entre ellos, con sus correspondientes anclajes de seguridad que allí siguen colocados para futuras ocasiones, como pudimos comprobar esta misma semana, dejando la vía abierta para otros “deportistas”.

 

Se trata de una actividad prohibida por el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Anaga; documento que, por lo visto, solo se utiliza cuando, como es el caso de Cabildo de Tenerife, interesa justificar o amparar alguna de estas actividades dentro de Anaga, como por ejemplo la reciente carrera de coches que incomunicó gran parte de la Reserva de la Biosfera durante todo un día, a pesar de que en su día fue rechazada por el Patronato de Espacios Naturales Protegidos de Tenerife y la Junta Rectora de Anaga la realización de este tipo de pruebas automovilísticas.

 

ATAN noviembre de 2015

Origen: 
Artículo de Atan
Su voto: Ningun Promedio: 5 (1 vote)