TELEFÉRICO DEL TEIDE HACE CASO OMISO A LOS CRITERIOS DE CONSERVACIÓN DEL PARQUE NACIONAL

Imagen superior

El pasado día 15 el teleférico del Teide sufrió un accidente que dejó las cabinas paradas y suspendidas de los cables. Este tipo de situaciones, lógicamente, son imprevisibles, y habrá que averiguar las causas y, por supuesto, que el mantenimiento era el correcto y si cumplían con todas las normas de seguridad obligatorias en este tipo de transporte. Pero lo que si dejó en evidencia este accidente es que la empresa del teleférico, cuyo principal accionista es el cabildo, hace caso omiso a las resoluciones del Patronato del Parque Nacional del Teide.

Atan propuso hace más de una década que se limitara el número de personas que podían estar simultáneamente en la Rambleta y en el acceso a la cima. Esta propuesta se basaba en criterios de conservación dado el creciente erosión por el excesivo número de visitantes y de seguridad, pues en caso de accidente las dificultades para la evacuación crece exponencialmente. Nuestras razones fueron aceptada por el Patronato aunque con una cifra superior, ciento cincuenta, a la propuesta. Según las informaciones de los medios de comunicación cuando dejó de funcionar el teleférico se encontraban doscientas personas recorriendo la zona de la Rambleta y el sendero de acceso a la cima, cincuenta más de las permitidas. Hace unos meses nuestra asociación denunció a los gestores del Parque este incumplimiento, pero el accidente ha puesto en evidencia que la compañía Teleférico SA y su principal accionista, el cabildo de la Isla, solo les interesa la cuenta de resultados mientras que la conservación y la seguridad de las personas están, para sus responsables, en segundo lugar.

Origen: 
Artículo de Atan
Su voto: Ningun Promedio: 5 (2 votos)